Chicadementeperdida

-Dulce introducción al caos-♪ ♫

[Perdamos la conciencia a base de golpes de afecto, emborrachémonos por exceso de amor...]

Un proceso importante en mi vida: ¿Principio o final?

Escrito por estadonatural 12-10-2015 en diferenciadeedad. Comentarios (0)

Empezaré por hacerle creer a todo el mundo que estoy bien; después llegará la parte de no hablar de ti, de fingir que no me importas. Cuando lleve un par de meses me obligaré a pensar que ya no existes en mi vida, que ya no queda ni un pedazo de todo lo que causaste en mi. Con el tiempo habré cambiado, pensaré mejor las cosas antes de volver a querer a nadie como te quiero a ti. Y cuando llegue al final, podré seguir haciendo mi vida tal y como la hacía antes, podré seguir viviendo con una mentira que me durará para toda la vida.⏳

-Un proceso que no me digno a empezar-

Vive ahora, ahora mismo; Siempre puede ser demasiado tarde

Escrito por estadonatural 12-10-2015 en vida. Comentarios (0)

Y ya está, yo que sé, que me busques, que no me busques, que me encuentres, que no me encuentres, ¿Que importará? no tengo ni idea. ¿Sabes? Sencillamente es o deja de ser, pero no se puede cambiar. Huir, claro, puedes huir, pero entonces te entra uno de esos existencialismos que te llegan a la garganta y que salen de no sabes dónde. Porque si huí entonces, destino, no destino. Esas cosas que se preguntan algunos, os preguntáis, nos preguntamos. De verdad, piénsalo: si huí de esto, lo evité, entonces no pasó, pero de no haber huido habría pasado, de haber pasado habría sido de esta o de otra manera, y alguien diría-siempre alguien lo hace-estupideces como la frase "estaba claro", "estaba escrito", "estaba predestinado". Y venga hombre, a estafar a otra parte, ¿destino? ¿Qué es eso? ¿Se come? El destino lo construyo yo, entonces ya no existe. Las cosas suceden en la medida que las  dejamos suceder y tu no las dejas suceder nunca. Y si, por eso me das asco, eres cobarde, solo haces lo que los demás quieren que hagas, te engañas, y no me engañas a mi no, sino a ti mismo. Yo que sé, me produces una rabia que me agarra las costillas y me descuartiza. No, de verdad, tira tu miedo por la ventana. Vive ahora, ahora mismo, que siempre puede ser demasiado tarde.