Chicadementeperdida

vida

En algún lugar del mundo, en una coordenada cualquiera.

Escrito por estadonatural 14-10-2015 en vida. Comentarios (1)

Esta noche quiero dedicarle el post a alguien que ha sido muy importante en mi vida. A una persona que lleva toda la tarde rallada en su casa buscando mi blog; el único sitio dónde expreso realmente lo que siento. La verdad es que no me costaría nada pasarle la URL para que lo leyese, pero me gusta que las personas que menos me conocen sean las que más conozcan esta parte de mí. Aveces la confianza da asco.
Él ha sido una persona importante en mi vida en todos los aspectos. Desde una pequeña ilusión, a un amigo, hasta la persona a la que más he llegado a odiar por todo lo que sentía hacia ella.
Quiero que sepas que ahora lo tengo todo claro, que he perdonado todo lo que pasamos y que gracias a eso ahora puedo tener la confianza que tengo contigo.
Víctor, esto va por ti, pese a todo.
Seguro que os ha pasado esto o algo parecido alguna vez en la vida. Dicen que aveces es muy probable que un 'te odio' sea el último 'te quiero' que le dices a una persona. Por la rabia o por la frustración del momento, que hace que todo se nuble y que no puedas actuar con sinceridad.
A mi me ha pasado varias veces y contigo con la persona que más. Siempre he sido muy negativa con las personas por las que he sentido algo más que atracción, pero a la vez siempre he estado muy segura de mi misma. No me preguntes por qué, es una pequeña contradicción que hace que yo logre entender mi propio caos. Muy pocas personas en el mundo comprenden esta extraña y especial forma de ser; pero si conocieseis a alguien así de rara, estoy segura de que os darían ganas de conocerla más.
Fuiste tú la única persona con la que logré cohibirme, la única con la que no pude ser realmente como yo era; supongo que por el miedo que tenía a hacer algo mal.
A lo mejor el problema fue ese, o que sinceramente no hubo problema. Quizás nosotros dos y nuestras diferentes formas de ser hicieron de nosotros una historia de amor-odio y a mí,-al menos a mí- me dieron una importante lección.
Son este tipo de sucesos los que nos hacen madurar, aprender, avanzar cada día un poco más. No me arrepiento de nada de lo que sentí por ti y estoy súper orgullosa de a dónde ha llegado toda nuestra historia.
Ahora estoy en algún lugar del mundo, en una coordenada cualquiera, pensando en algo que no tiene importancia en la vida de nadie, solo en la mía. Pero estoy orgullosa de ello, de pensar en todo lo que he vivido, todo lo que he aprendido como persona, y sobretodo en todo lo que me ha hecho llegar hasta aquí.
-Alguien a quién aún le queda mucho por vivir-



Vive ahora, ahora mismo; Siempre puede ser demasiado tarde

Escrito por estadonatural 12-10-2015 en vida. Comentarios (0)

Y ya está, yo que sé, que me busques, que no me busques, que me encuentres, que no me encuentres, ¿Que importará? no tengo ni idea. ¿Sabes? Sencillamente es o deja de ser, pero no se puede cambiar. Huir, claro, puedes huir, pero entonces te entra uno de esos existencialismos que te llegan a la garganta y que salen de no sabes dónde. Porque si huí entonces, destino, no destino. Esas cosas que se preguntan algunos, os preguntáis, nos preguntamos. De verdad, piénsalo: si huí de esto, lo evité, entonces no pasó, pero de no haber huido habría pasado, de haber pasado habría sido de esta o de otra manera, y alguien diría-siempre alguien lo hace-estupideces como la frase "estaba claro", "estaba escrito", "estaba predestinado". Y venga hombre, a estafar a otra parte, ¿destino? ¿Qué es eso? ¿Se come? El destino lo construyo yo, entonces ya no existe. Las cosas suceden en la medida que las  dejamos suceder y tu no las dejas suceder nunca. Y si, por eso me das asco, eres cobarde, solo haces lo que los demás quieren que hagas, te engañas, y no me engañas a mi no, sino a ti mismo. Yo que sé, me produces una rabia que me agarra las costillas y me descuartiza. No, de verdad, tira tu miedo por la ventana. Vive ahora, ahora mismo, que siempre puede ser demasiado tarde.